Según el relato de Deuteronomio 16:16 el pueblo de Israel celebra 3 festividades anuales muy importantes como son: 1) la fiesta solemne de los panes sin levadura, Matzah 2) la fiesta solemne de la cosecha, Shavuot y 3) la fiesta solemne de los tabernáculos (enramadas), Sukkot .

Justo por estos dias del año, en el mes Hebreo AVIV (o Nisan) se celebra la primera de ellas: la fiesta de los panes sin levadura que inicia con la cena de pascua. En hebreo se conoce con la fiesta de Matzah, en Ingles se conoce como el passover y en español como La Pascua o fiesta pascual.

De hecho no hay fiesta que sea de tanta importancia para la historia de Israel como lo es esta fiesta de pascua. Hablar de la pascua es como hablar de Israel, de su origen, de su liberación y su mera existencia. La instauración de la esta fiesta se relata en Exodo 12:1-28 del antiguo testamento de  nuestra biblia y la Torah hebrea.

Dado que nuestra fé cristiana se fundamente en el antepasado de raíces judías,  cuanto mejor conozcamos la celebración  de la pascua judía, tanto mejor comprenderemos el papel de esa festividad pascual para interpretar el misterio de la muerte y la resurrección de Jesús, y tanto mejor comprenderemos lo que celebramos en la fiesta más importante de nuestra Iglesia. Que en el mundo católico llaman La Semana Santa.

De hecho, fue la pascua la única fiesta judía que Jesucristo eligió para celebrar su despedida de sus discípulos Y a la vez instituir “la Cena del Señor”, que hoy es el acto central del culto cristiano.

¿En qué consistía esa pascua judía? ¿Por qué escogió Cristo la ocasión de esa fiesta para instituir la Cena del Señor? Estas preguntas nos llevarán al estudio del origen de la pascua como tal, enfatizando la utilización de un cordero sacrificial y cómo es que Cristo es ahora la Pascua de los cristianos (1 Corintios 5:7). Por tanto el tema de hoy es: LA CENA DEL SEÑOR Y LA PASCUA

El Origen de la Pascua

La palabra pascua quiere decir “pasar por alto”, “pasar de largo”, “perdonar”. La pascua fue una fiesta instituida por Jehová Dios para conmemorar la liberación del pueblo hebreo de la esclavitud egipcia. Más aun, la celebración de la pascua marcó el inicio o fundación de la nación de Israel. Con la pascua se inició el éxodo hacia la tierra prometida, donde Israel había de establecerse como pueblo escogido, en cumplimiento de un pacto con Dios.

Éxodo 12:2-28 describe la celebración de la pascua en relación a la liberación de Israel de Egipto.

Dios había enviado a Moisés a liberar al pueblo judío de la esclavitud en Egipto a donde llegaron en tiempos de Jose, gobernador de esa tierra Jacob su padre y toda su familia para gozar de la abundancia de aquella tierra.

Luego de casi 500 años de permanecer allí, y después que Jose y el faraón de su época hubo muerto, las nuevas generaciones estaban sufriendo una terrible esclavitud. Los judíos, se convirtieron en la servidumbre de ese poderoso imperio Egipcio hasta que un dia el clamor de ellos fue escuchado por Hashem, el Eterno Dios, y Moisés es enviado para sacar a los judíos de la esclavitud. El Rey Faron se resistio una y otra vez a pesar de una serie de plagas que no lograron doblegar a este malvado rey.

Fueron 10 plagas que Dios uso, y la ultima de ellas fue la sentencia de muerte de todo primogénito.

Justamente la noche de la pascua fue la noche de la muerte de todo primogénito de la nación egipcia. Y aun que todo primogénito de los egipcios murió, Dios “pasó por alto” (pascua) las casas de los hebreos, porque los dinteles y los marcos de las puertas estaban rociados con la sangre del cordero sacrificado. Moisés había ordenado que todas las familias sacrificaran un cordero para proteger a cada hogar, para que no fuera herido ningún primogénito de Israel.

Posteriormente, la pascua e convirtió en un rito muy elaborado: El día 10 del mes de Nisán (Nombre de los exiliados babilónicas y originalmente mes de Aviv. el término Aviv significa “Primavera”) cada familia tenía que escoger un cordero de un año, sin tacha, y sacrificarlo el día 14 al atardecer. El cordero se asaba entero, con todo y sus entrañas. Nada podía dejarse para el día siguiente (Éxodo 34:25).

Éxodo 34:25  »Cuando me presenten el sacrificio de algún animal, no me ofrezcan al mismo tiempo la sangre del animal y pan con levadura. Tampoco guarden para el día siguiente lo que sobre del animal sacrificado en la fiesta de la Pascua.

Junto al cordero se comían pan sin levadura y hierbas amargas. La pascua se comía con ropas puestas como para un viaje. Pero nadie podía salir de la casa hasta el día siguiente. El padre de familia tenía que explicar el sentido del rito.

SIGNIFICADO DEL RITUAL:

El ritual de la pascua tenía varios significados. El cordero sacrificado era una sustitución por la familia. Más aun, el cordero era una sustitución por el primogénito, que en éste sentido era el pueblo mismo. Israel era el primogénito de Jehová (Éxodo 4:22).

Éxodo 4:22-23  Entonces tú le dirás de mi parte: “Yo soy Dios, y amo al pueblo de Israel como si fuera mi primer hijo. 23  Por eso te he ordenado que lo dejes salir para que me adore. Como no lo has dejado ir, ahora voy a quitarle la vida a tu primer hijo”».

El cordero se sacrificaba el 14 de Nisán, a las horas ya indicadas, pero no se comía sino hasta después de la puesta del sol (esto es porque Israel fue librado de Egipto de noche). El día 15 del mismo mes se iniciaba la fiesta de los panes sin levadura, una celebración íntimamente relacionada con la pascua (Deuteronomio 16:3).

Todo primogénito de los egipcios murió, pero Israel fue protegido por Dios. El pan ázimo (no leudado) significaba la salida rápida de Egipto. No era leudado porque no había tiempo para ponerle levadura (como se prepara el pan común). También se llamaba “pan de aflicción”, porque de prisa había salido Israel de Egipto (Deuteronomio 16:3).

RV60 Deuteronomio 16:3  No comerás con ella pan con levadura; siete días comerás con ella pan sin levadura, pan de aflicción, porque aprisa saliste de tierra de Egipto; para que todos los días de tu vida te acuerdes del día en que saliste de la tierra de Egipto.

La pascua para los judíos no era sólo un mero aniversario. Deuteronomio 16:1 dejó establecida la fecha de su celebración, “porque en el mes de Aviv te sacó Jehová tu Dios de Egipto, de noche”. Unos siglos más tarde, la Mishna, un conjunto de enseñanzas orales religiosas judías que fueron puestas por escrito en el siglo II D.C. y luego coleccionadas en el Talmud, afirmaba: “Cada uno debe considerarse, de generación en generación, como si él mismo hubiera sido liberado de Egipto” (Pesahim 10.5). En este sentido Dios salvó no sólo a los que salieron de Egipto, sino a todos sus descendientes.

La primera pascua había sido la salvación inmediata de Israel, pero todas las demás pascuas habían de celebrarse perpetuamente, en memoria del éxodo glorioso de la nación(Éxodo 12:14; 13.9,10).

La Pascua en Tiempos de Jesús

¿Cuál Pascua Comió Cristo?

En los evangelios sinopticos (Mateo, Marcos y Lucas) se presentan ciertas dificultades para precisar el día exacto en el mes de Aviv en que celebró Jesús su última pascua y qué día fue él crucificado. Por tanto basados en precisar esa fecha con el relato del libro de Juan 13 que dice:

Juan 13:1, Antes de la fiesta de la pascua, sabiendo Jesús que su hora había llegado para que pasase de este mundo al Padre, como había amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin. 2  Y cuando cenaban….

Juan 18:28  Llevaron a Jesús de casa de Caifás al pretorio. Era de mañana, y ellos no entraron en el pretorio para no contaminarse, y así poder comer la pascua.

Juan 19:14  Era la preparación de la pascua, y como la hora sexta. Entonces dijo a los judíos: ¡He aquí vuestro Rey! (dijo Pilato)

Por tanto la secuencia de eventos según Juan es así: Jesús, tiene una Cena el Jueves por la noche con los discípulos. El viernes es la vigilia de la fiesta, luego la fiesta de los panes sin levadura y la cena de Pascua que tiene lugar el sábado. En él, sucede el descanso en la tumba. Después el domingo de Resurrección ”

Todo lo anterior quiere decir que Jesús celebró una cena especial con sus discípulos un día antes de la pascua judía.

Indicando que ésta cena fue antes de la pascua. Esto implica que Cristo no participó de un cordero pascual durante ésta cena, porque Cristo mismo sería el Cordero de Dios que había de ser sacrificado, al día siguiente en la tarde, al mismo tiempo que sacrificaba los corderos de la pascua en templo de Jerusalén.

Se puede decir que la comida de pascua que Jesús tomó  por la noche antes del día de su crucifixión fue más bien su última cena con los discípulos, utilizándola para instituir la Cena del Señor. Por eso mismo Jesucristo puso más énfasis en el pan y en el vino, símbolos que habrían de usar los cristianos en los siglos posteriores para celebrar la Santa Cena que justo nosotros celebramos cada primer día del mes aquí en la Iglesia.

Cristo “dio gracias” por la última copa que bebió con sus discípulos, la cual era la “copa de bendición” (1 Corintios 10:16).

1 Corintios 10:16  La copa de bendición que bendecimos, ¿no es la comunión de la sangre de Cristo? El pan que partimos, ¿no es la comunión del cuerpo de Cristo?

Esta era copa que Jesús también llamó la copa del nuevo pacto en Marcos 14:24,

Marcos 14:24  Y les dijo: Esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada.  25  De cierto os digo que no beberé más del fruto de la vid, hasta aquel día en que lo beba nuevo en el reino de Dios.

Aunque en el Salmo 118 hay varias referencias al Mesías, es de especial interés el versículo 26, que dice, “Bendito el que viene en el nombre de YAHWEH [Yahshúa]“. Se ha sugerido que Cristo tiene pendiente participar de esta copa en su segunda venida (Mateo 26:29; Lucas 22:18).

Quien es Cristo ahora en términos de la Pascua?

1 Corintios 5:7  Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin levadura como sois; porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros.

De acuerdo a lo establecido por el Espíritu Santo en estos escritos del apóstol Pablo, que nuestra pascua es Cristo, conviene ahora hacer un paralelo entre el cordero que se sacrificaba el día de la pascua judía y Cristo como el Cordero de Dios que fue también sacrificado el día de la pascua. Esta comparación se ajusta a la correcta interpretación de que el cordero pascual era el tipo o sombra de lo perfecto que había de cumplirse en Jesucristo, el Cordero de Dios.

I. Cordero Sin Defecto

A) El cordero pascual era preparado de antemano, cuatro días antes (Éxodo 12.3,5). Tenía que ser de un año, sin tacha y sin defecto.

B) Cristo fue el Cordero preparado por Dios (Juan 1.29). Fue santificado, siendo perfecto y sin pecado. (Véase Hebreos 10.5.)

Juan 1:29 Al día siguiente Juan vio a Jesús que se acercaba a él, y dijo: «¡Aquí tienen al Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo!

II. Cordero Primogénito

A) El cordero pascual era sacrificado en sustitución de Israel, el primogénito de Jehová (librado de la muerte – Éxodo 4:22; 13:15).

B) Cristo fue el Primogénito, nacido de María y el Unigénito nacido de Dios, que murió por los “primogénitos”, el pueblo espiritual (Hebreos 12:23).

III. Cordero en Sacrificio de Pascua

A) El cordero pascual tenía que ser sacrificado “entre las dos tardes”, es decir de la 2:30 PM a las 5:00 PM del día de la pascua.

B) Cristo fue sacrificado el mismo día de la pascua judía, y murió a las 3:00 PM según Marcos 15.34,37.

IV. Cordero Para Cena del Pascua – Sin Hueso Quebrado

A) El cordero pascual tenía que ser asado entero. No se podía quebrar hueso suyo (Números 9.12), ni dejar nada para el día de reposo.

Números 9:12  No dejarán del animal sacrificado para la mañana, ni quebrarán hueso de él; conforme a todos los ritos de la pascua la celebrarán.

B) Cristo hizo una entrega de su cuerpo, expiró, y no le quebraron ningún hueso (Juan 19:31,33,36). Fue sepultado antes del sábado.

Juan 19:33  Mas cuando llegaron a Jesús, como le vieron ya muerto, no le quebraron las piernas.

Con todo lo anterior, vemos que Jesucristo, estuvo representado en todas estas simbologias y con su muerte vino a abolir el sistema anterior del continuo sacrificio.

El sacrificio de Cristo, ofrecido una vez y para siempre

La ley es sólo una sombra de los bienes venideros, y no la presencia  misma de estas realidades. Por eso nunca puede, mediante los mismos sacrificios que se ofrecen sin cesar año tras año, hacer perfectos a los que adoran.

Hebreos 9:12  (Cristo con su muerte) entró una sola vez y para siempre en el Lugar Santísimo. No lo hizo con sangre de machos cabríos y becerros, sino con su propia sangre, logrando así un rescate eterno.

Hebreos 9:13  La sangre de machos cabríos y de toros, y las cenizas de una novilla rociadas sobre personas impuras, las santifican de modo que quedan limpias por fuera.

Hebreos 9:14  Si esto es así, ¡cuánto más la sangre de Cristo, quien por medio del Espíritu eterno se ofreció sin mancha a Dios, purificará nuestra conciencia de las obras que conducen a la muerte, a fin de que sirvamos al Dios viviente!

Hebreos 9:15  Por eso Cristo es mediador de un nuevo pacto, para que los llamados reciban la herencia eterna prometida, ahora que él ha muerto para liberarlos de los pecados cometidos bajo el primer pacto.

Por lo anterior,

LOS CRISTIANOS DEBEMOS CELEBRAR LA PASCUA MEDIANTE LA SANTA CENA

NVI Lucas 22:20 De la misma manera tomó la copa después de la cena, y dijo: —ESTA COPA ES EL NUEVO PACTO EN MI SANGRE, que es derramada por ustedes.

En la celebración de la santa cena Jesucristo dice: Este es el nuevo pacto en mi sangre.

Jesucristo dejó establecida la Cena del Señor,   “en memoria de mí”. La Cena del Señor quedó, pues, instituida “en memoria” de nuestra pascua (Cristo) que fue ya sacrificada hace 2,000 años.

1 Corintios 5:7  Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin levadura como sois; porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros.

El Nuevo testamento asegura que Cristo es nuestra pascua, “que ya fue sacrificada por nosotros”; es decir que Cristo ya fue ofrecido una vez para siempre por nosotros (Hebreos 9:12; 10:12).

Hay mucha enseñanza errónea por ahí sobre este tema, Por ejemplo, Cristo es “sacrificado” de nuevo en cada misa dominical de los católicos romanos. Pero esto está en contradicción con la afirmación de Pablo en 1 Corintios 5.7,8.

Para los Cristianos la pascua judía, Jesucristo estableció la Cena del Señor, mandando que se celebrara ésta “en memoria de mí”. La Cena del Señor quedó, pues, instituida “en memoria” de nuestra pascua (Cristo) que fue ya sacrificada hace 2,000 años.

Lucas 22:19  También tomó pan y, después de dar gracias, lo partió, se lo dio a ellos y dijo: —Este pan es mi cuerpo, entregado por ustedes; hagan esto en memoria de mí.

Por las enseñanzas del apóstol Pablo en sus cartas, vemos que la pascua judía fue una anticipación de la comunión cristiana. La pascua judía, instituida por Dios, era un tipo perfecto en relación a Cristo como el Cordero. Entonces Cristo es la pascua de los cristianos, que ahora se celebra en su nueva forma: La Cena del Señor. Y esta cena es una comunión espiritual de los santos, que participan de los beneficios expiatorios del sacrificio del Señor.

COINCIDENCIA?

Ahora, ¿es coincidencia que Jesús haya muerto y resucitado la misma semana de la celebración de la Pascua? La respuesta claramente es no, y es que la fiesta de la Pascua, no es más que una profecía de lo que ocurriría con Cristo. Por ello y para aprenderlo nosotros realizaremos la conmemoración de la pascua con el recordatorio de la Santa Cena que Jesús celebró con sus discípulos, mientras celebraban la Pascua, y en la que se instituyó para su iglesia que somos nosotros.

CONCLUSIÓN:

  • la Pascua tiene un origen Judío, y cada año ellos recuerdan como Dios los sacó de la esclavitud en Egipto.
  • La Pascua es la celebración de la Liberación, mientras los judíos celebraban la libertad de la esclavitud a Egipto, nosotros celebramos la liberta de la esclavitud al pecado.
  • En la Pascua judía, el cordero es el sacrificio, es el que debe morir para que no mueran los primogénitos, para los cristianos, el cordero del sacrificio, es Cristo, él es el que se sacrifica, y cumple con lo exigido por Dios en el versículo 5, sin defecto.
  • La celebración de la Pascua, no es más que un adelanto del sacrificio que haría Cristo por la humanidad.
  • Jesús celebra la pascua en la última Cena, siguiendo la tradición judía, en este caso es Jesús quien hace el rol de Jefe de familia y guía la ceremonia, Luc 22:17  Y habiendo tomado la copa, dio gracias, y dijo: Tomad esto, y repartidlo entre vosotros;
  • Los cristianos debemos celebrar la pascua judía atreves de la Santa Sena en memoria de Jesús, como un nuevo pacto en su sangre por la libertad que nos dio al sacarnos del egipcio espiritual de maldad bajo el yugo de satanás y llevarnos a la tierra prometida, la nueva Jerusalen celestial.